Desconfinando la barba

Hay que pisar el mundo exterior.

Y mi barba ya empieza a asustar.

En realidad me quito la barba por amor. Porque mi santa esposa no la soporta más. El amor es lo que mueve el mundo.

Repetid conmigo «SÍ CARIÑO».

Deja un comentario

18 − dieciseis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.