La Xiaomi Mi band 3 no sirve para nadar

La Xiaomi Mi band 3 no sirve para nadar

Pues miré la publicidad de Xiaomi y me enamoré de su precio y de su resistencia al agua. Ojo. Resistencia al agua no es lo mismo que sirva para monitorizar tu actividad de natación. De hecho no sirve. Supuestamente no mide pulsaciones, ni brazadas, ni metros ni virajes ni nada.

Así es que hoy me he visto de esta guisa. Con mi Band3 pegada a un Casio de toda la vida con cuenta regresiva para poder salir cada cuarenta segundos a nadar las cosas raras que me pone mi querido míster.

Esta foto de portada, aunque parezca rara, es mucho menos ridícula que un tipo en el bordillo de la piscina intentando secar la pantalla de su miband3 para poder monitorizar la actividad deportiva. Soplando, dando golpecitos, con mucho esfuerzo consigues llegar a la pantalla del crono del maldito miband, pero, en cuanto lo sumerges, la pantalla se vuelve loca y acabas en cualquier sitio menos midiendo tu actividad física.

Vídeo de la web de Xiaomi ¿No parece que sirce para medir tu actividad de natación?

En fin. Un ridículo total, por lo que hoy me he plantado con mis dos relojes ahí como un campeón haciendo mis series cada cuarenta segundos. piiipiiipipiiiii. Salgo, aunque venga gente justo en ese momento, yo salgo y chapoteo lo más posible para molestar y que elijan otra calle. Así soy. Doy asco, la verdad.

¿Por qué me compré entonces este MiBand?

Fácil. Su página web. Si la miras ves nadadores con ella puesta. Luego justo debajo te pone que puedes monitorizar cualquier actividad física. Pues perfecto. Y por sólo 29,90€. Al zurrón.

¡Póntela para nadar! Más claro agua y justo debajo «Comprueba tu actividad en tiempo real». Pero no. No monitoriza la natación. 🙁

De hecho, tengo que contar una anécdota y es que perdí un par de horas de mi vida, que no me sobran precisamente, buscando el puto MiBand. Me fui directo a MediaMarkt, en Nervión, en Sevilla y Oh sorpresa, agotado. Me comenta un amable dependiente que a diez minutos, en el centro comercial Nervión Plaza hay una flamante nueva tienda de Xiaomi con todos sus productos, agotados también. Ahí que me fui raudo y veloz mientras vendía por teléfono una tienda electrónica a una señora que quería vender ropa para bebés pero que se vendiera sola. Que le garantizase que iba a funcionar sólo por montarla.

Nota para clientes. Si quieres que tu tienda venda tendrás que currar. Y mucho.

By yomismo.

Así es que al final la compré en PCComponentes porque hasta en Amazon está agotada. Por cierto. Después de hacer esta crítica tan mala, si la queréis comprar, ya está en amazon en este enlace, en prime y por poco más de 20 + IVA. Va a ser que como comercial de referidos no me ganaré la vida. Y es que con tanto quejarme parezco más Don Erre que Erre que un youtuber tecnológico.

Un crack este señor.

Y ahora viene la parte enla que me muerdo la lengua y reconozco que a pesar de lo que ponen en las reviews por ahí (Sí, las leí muy tarde) pues resulta que sí que monitoriza las pulsaciones. Os dejo una imagen de anoche a las 21.40 cuando estaba terminando las series que me puso mi querido Míster.

Lo curioso es que las ppm máximas no las di en el entreno de la noche, si no por la mañana en casa. Pero eso, mejor lo comentamos en otro post porque pertenece a la intimidad de mi querida esposa.
:-O

En resumen un no pero casi. A mí no me sirve del todo, la verdad, pero tampoco me quiero gastar lo que cuesta un buen reloj de natación. No sé. Igual lo dejo caer por aquí por si alguien para mi muy próximo cumpleaños no sabe qué regalar. 😉

Gracias por comentar.

1 comentario en “La Xiaomi Mi band 3 no sirve para nadar”

Deja un comentario

9 + trece =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.