logo

Cómo ser un padre divorciado: Foto de familia mecano

Tenía este post en borradores desde Navidad. Ya lo daba por descartado y caducado, pero la actualidad manda.

Estuvimos el pasado domingo atrapados en Matalascañas acorralados por el incendio del parque nacional de Doñana. Las únicas dos carreteras de salida cortadas dejaban a unas 50.000 personas encerradas en la playa. No había peligro de que el fuego llegara a nuestras casas, pero el panorama era desolador. Cielo negro con columnas de humo interminables y una horrible lluvia de ceniza.

Mi mujer subió muchas fotos del panorama a facebook. Entre ellas ésta:

Columnas de humo del incendio de Doñana

Sí. Horrible pensar en lo que estaba ardiendo.

Ahora quiero que os fijéis con atención en la silueta que aparece en primer plano debajo del árbol.

Es mi hija mayor, Paulina.

Bueno. Pues hemos sido “apercibidos” por la madre para que mi esposa no suba fotos de Paulina.

Ya hace muchos meses tuvimos esta misma guerra y decidimos dejar las cosas estar. No puedes gastar todos los días energías con juicios o recibiendo amenazas. Pero ni por esas.

Un ex siempre encuentra la forma de seguir molestando independientemente de lo que hagas

Os pongo en antecedentes.

Aquí en casa somos muy fan de modern family.

Así es que, este año, quisimos hacer una foto divertida para la felicitación de navidad facebookera al estilo modern family.

Pero no pudo ser.

VillaPalet Family

Así de ridícula quedaría nuestra felicitación de navidad después de la intervención de nuestros exs.

Yo tengo una familia mecano

La componemos mi mujer Eva, su hijo Gabriel, mi hija Paulina, nuestra hija en común Matilde y un servidor.

Los que sigáis #ElDiarioDeVillaPalet conoceréis de sobra que nuestros exs son bastante peculiares. Es bastante normal que después de un divorcio la relación no sea precisamente cordial. Pero si dieran premios al ex del año estarían mínimo en semifinales.

Ahora les ha dado por prohibirnos subir fotos de nuestros no hijos. Es decir. Yo no puedo subir de Gabriel y Eva no puede subir de Paulina.

No importa si ellos hacen justo lo contrario. Está claro que no miran con el mismo rasero. Y por evitar el conflicto intentas hacer un poco malabares para no sacar una foto con el hijo de tu pareja.

Es por eso que en las redes de mi mujer, Eva, no hay fotos de Paulina.

Paulina se enfadó porque aparecía su cara cortada en una foto familiar en la pantalla de mi ordenador. Y aquí decimos siempre la verdad. Es nuestra máxima en educación. El honor y la verdad. Somos así de antiguos. Total, que se lo tuvimos que explicar.

No nos ha quedado más remedio que explicárselo a los niños. Por lo menos parece que después del mosqueo inicial se lo han tomado con humor.

¿A quién dejamos fuera?

No es el debate de este post, pero en casa estamos a favor de hacer visibles a los niños en nuestras redes. Ahora dichas redes son nuestro patio de vecinos. Nuestra plaza del pueblo. Yo personalmente creo que es mucho más peligroso de cara a pederastas apuntarlo a kárate o a catequesis que subir unas fotos a Facebook.

Vaya. No podemos subir fotos de nuestra familia completa a ninguna red social. Y precisamente nosotros vivimos en internet.

Ojo.

En Facebook tenemos la privacidad restringida y sólo pueden ver nuestras fotos los amigos directos. Nada de amigos de amigos ni cosas de esas.

Además sólo se molestan si somos nosotros quienes subimos las fotos. Las fotos públicas de nuestros hijos en las redes de sus amigos no molestan ¿Qué follón, no?

¿Y ahora qué hacemos?

¿Este año tampoco podremos mandar foto de navidad con los tres niños juntos?

¿Acabaremos todos como en la serie de Black mirror?

Así ves a quienes te tienen bloqueado en la serie Black Mirror

En un podcast de madresfera estuvimos escuchando a una abogada hablar acerca de la huella digital de los menores.

Por lo visto es la historia digital pasada de los menores la que rige en caso de desacuerdo. Judicialmente hablando. Así es que cambiar de opinión después del divorcio de poco o nada sirve aparte de molestar.

¿Pero quién quiere ir a juicio todo el rato?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × tres =