Viaje al pasado en patinete, o cómo perder una mañana en ingresar un cheque

Nos quejamos mucho por esa comisión que nos cobra Stripe o PayPal por cada cargo que le hace a nuestros clientes. pero hoy me han parecido baratas.

Esta mañana he viajado al pasado (en patinete eléctrico) y he sufrido en mis carnes el proceso de ingresar un cheque por ventanilla.

La semana pasada me llegó con sorpresa un correo con sello y todo al buzón de mi casa. Dentro había un cheque por el pago de unos servicios facturados ¡¡EN 2018!! Estoy escribiendo esta reflexión acerca de la ecolución de los métodos de pago sentado en un banco naranja en febrero de 2020. Urgente urgente no era, pero igual se les ha ido un poco de las manos el pago. Sigamos.

Obviamente ni recordaba que la factura estaba pendiente de pago ni que ese cliente me dijo que me pagaría así. Era un cliente nuevo, una gran sociedad con solera y rancio abolengo y sobre todo rancio método de pago.

Nuestros clientes son el 99% seguidores de Eva en facebook, y son una comunidad maravillosa, emprendedora y muy comprensiva.

Ellas nunca me hubieran hecho esto

En 2018, con el tema de la adaptación a la RGPD nos llegaron clientes de fuera de nuestra red y claro, «oye, que somos una megaempresa muy grande, te tengo que dar de alta de proveedor, no te puedo pagar por tarjeta ni mucho menos PayPal, así es que te mandamos un cheque.» Y durante toda la conversación casi que tenías que darles las gracias por dejarte hacerles un trabajo remunerado.

Con lo bonito y fácil que es que te llegue una notificación del pago a través de tu Stripe o PayPal. Y ese subidón que da ver notificaciones de pagos en el móvil. Esas nunca molestan ni las quitamos. ¿No es verdad?

Pues no. Cheque. Toca pisar el mundo exterior y desplazarme a la sede física de mi banco online. Hace tanto que no iba que ya no está donde recordaba.

Un invento del demonio que me ha hecho ahorrarme unos minutos.

Aprovecho para probar los patinetes de alquiler que veo por la calle de mi oficina en Sevilla y al menos que me lleve poco tiempo ingresar el cheque.

Cinco minutos después ese infernal invento me había dejado a 30 km/h donde yo recordaba que mi banca online tenía su sede en Sevilla. Pero iba a ser que no.

Había un bonito cartel de «Se alquila local»

No importa, tengo más bancos.

¿Será por bancos?

Ostras. El otro online que tengo tampoco está donde siempre estaba. Han puesto una casa de apuestas ¿Será el coronavirus?

El sudor frío se secaba a la vertiginosa velocidad que me llevaba el patinete hacia la nueva ubicación de cierto banco holandés naranja cuyo nombre prefiere mantener en el anonimato.

Genial. Este existe. Muy moderno todo. Una chica con una tablet me atiende nada más entrar para decirme que me siente que ya me atenderán. Los profesionales de las esperas en banco naranja urgaban en un bidón naranja con botellas de agua naranjas gratis. Mi pasión por la novelería no me iba a hacerme levantar el culo del moderno puf naranja que había conseguido.

Estaba estratégicamente sentado de forma que no tenía que estar al lado de nadie. Mis cien kilos, mi barba de motero retirado y sudadera de niñato a pesar del mis cuarenta y tantos años sé que pueden echar atrás a la hora de compartir puf.

Aguanto

Cheque: Dícese de un obsoleto método de pago que hace perder el tiempo a la gente

Saco el móvil y me da tiempo a escribir este post. 20 minutos. Me atiende un amable Gerardo que me dice que esos 200€ no estarán disponibles en mi cuenta hasta pasadas 48 horas. Echo de menos Paypal. Ahora mismo, la comisión por la transferencia inmediata de Paypal me parece ridícula. Creo que era un máximo de diez euros por operación.

¿Cuánto me ha costado ingresar el cheque?

Alquiler de patinete ida=2.80€
Alquiler de patinete vuelta=2.20€
1,5 horas de mi tiempo=90€
Total=95€

¿No te has pasado con 60€ la hora?

Esa cifra la calculé hace ya tiempo y es un buen compendio de gastos divididos entre las horas que tienes para trabajar, más los ahorros estimados, más los beneficios empresariales, más todo lo que luego se llevará Hacienda más, más, más. Bueno, y también puedes hacerte una idea consultando los precios de tu competencia directa. Aunque una buena barrera de precio es pensar si merece la pena dejar de estar con tu familia por menos de ¿? No hay precio para eso, evidentemente, pero por lo menos que pague unas pocas de facturas.

Entonces, si para un cheque de 193€ he tenido que emplear hora y media de mi tiempo, para poder ingresar, en realidad la «comisión» por no tener comisión ha sido de casi el 50% del cheque.

Por favor, señores pagadores antiguos que lo hacen con cheque. Pensad un poco en los autónomos. No tenemos departamento de contabilidad y nos hacen perder el tiempo buscando bancos digitales con sedes físicas.

Gracias.

2 comentarios en “Viaje al pasado en patinete, o cómo perder una mañana en ingresar un cheque”

  1. Con estas cosas hacen perder el tiempo. A demás de lo que comentas que no llega el dinero en el acto. Siguen funcionando como antiguamente. A mí personalmente ese tipo de empresas me da que pensar y si… ¿Cierran y pierdo mi dinero?

    Responder
    • Juegan con que son grandes y ellos ponen sus condiciones. Pago a 60 ó 90 días y gracias. Muchos autónomos quebraron en la crisis de 2008 por falta de liquidez y no porque su negocio no fuera rentable, si no porque tenían sus pagos pendientes en pagarés y nadie se los negociaba. Lo que solemos decir de «tengo tantos mil euros en la calle». Te quedas sin liquidez, miles de euros pendientes de cobrar, pero no puedes hacer frente a tus pagos y tienes que cerrar.

      Hoy nos ha llamado por teléfono este mismo cliente para solicitarnos dos nuevas adaptaciones de sus webs. He estado a punto de no cogerlo porque era un número oculto. Pero así sé que para 2022, si no ha quebrado, me daré un paseo por Sevilla para cobrarlo.

      Gracias por comentar.

      Responder

Deja un comentario

cuatro − tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba