La niña de la curva. Cómo pasar una tarde de lluvia con niños

Los niños encerrados en casa se pueden llegar a poner como auténticas fieras. Así es que después de una semana sin parar de llover y ante la perspectiva de una tarde de lluvia más, los metí en el coche y nos fuimos a una urbanización de un familiar a grabar una peli de miedo.

Los amiguitos del barrio de Paulina le habían metido miedo con la historia de la niña de la curva. Por entonces tenía cinco años y le daba miedo casi todo. Así es que se me ocurrió esta terapia de choque.

Dibujamos un storyboard, maquillamos como un cadáver a la actriz y metí micrófonos, trípodes y miles de cachibaches en el coche. Intenté que aprendieran lo básico para hacer una película y sobre todo que antes de realizar cualquier proyecto hay que sentarse y hacer trabajo de estudio previo.

La “película” obviamente no está para Hollywood, pero los niños se lo pasaron realmente bomba grabándola. Se me ha ido un poco la mano con el montaje. Ha estado 18 meses en el disco duro criando polvo virtual.

En total una tarde para grabar y otra para montar el vídeo. Yo creo que es una buena inversión porque de verdad que se lo han pasado genial. Y sobre todo han pasado de ser meros espectadores de Youtube a ser actores y crear sus propias fantasías.

Merece y mucho la pena. Una tarde de lluvia más se puede convertir en una experiencia inolvidable. Es realmente divertido poder mirar atrás y ver lo bien que se lo pasaron ese día. Yo creo que en la infancia deben coleccionar recuerdos bonitos. Y éste puede ser uno de ellos ya que lo tienen en Youtube para recordarlo cuando quieran.

Gracias por darle a like. El canal es de Gabriel “Mini-Gami” y cuenta los likes. Gracias.