Yo solía cargar a Matilde en mi bolso que llevo colgado del hombro cuando se cansaba del carro. Era como llevarla en brazos pero repartiendo el peso.

Hasta que este maravilloso mundo que son las redes sociales comentaron al ver esta foto que lo que yo necesitaba era un ¡Tonga!

Es pequeño. Cabe en mi bolso y no tengo que andar haciendo malabares ni nudos para ponérmelo. Me lo cuelgo a bandolera. Meto a Matilde. ¡Y Listo!

Nos lo enviaron desde la web de monitos y risas y para mí es perfecto. Para Eva, a la larga, es más incómodo porque se le hace más pesado más rápido. Yo soy más grande y lo aguanto perfectamente mucho rato.

Ah. Lo sé. En las fotos está mal puesto. ¡¡¡Tiene que enganchar en el hombro, no en el cuello!!!

En serio. Es rápido de poner, cómodo para trayectos cortos (menos de media hora) y lo puedes guardar en el bolso. Yo la cogía en brazos cada vez que protestaba y con nuestro amigo Tonga todo es mucho más fácil.

Perfecto para la playa

Lo hemos usado para bajar a la playa y no hay color. Mucho mejor que andar cargando con el carro. Para cinco minutos de trayecto es lo más cómodo.

No es como el porteo con mochila tipo Ergobaby. No puedes soltar al bebé porque como se tire para atrás o se ponga a dar saltos se puede caer, sobre todo si es tan nervioso como lo es Matilde. Una mano tiene que ir casi siempre agrarrando al pasajero. No esperes que se quede dormido tranquilo, porque no es ese tipo de mochila.

En mi caso es muy práctico y lo recomiendo 100% porque sobre todo lo llevas siempre encima. Tiene un espacio reservado en mi bolso y lo desenfundo en cuanto bebé lo necesita.

Un MUST HAVE en toda regla sobre todo para papis que valoren la comodidad.

Podéis comprarlo en : https://www.monitosyrisas.com/Portabebes_Ligeros/Ligeros_Tonga