#ElTemaDeLaSemana – El peor momento del día

Mi peor momento del día tenía hora.

Y lugar.

Martes y jueves y la mitad de los domingos a las 19:20 horas.

Hace poco más de un mes que este miedo no forma parte de mi vida real. Pero tal y como están las cosas sigue revoloteando por mi cabeza todos los días.

Mi peor miedo es fallarle a mi hija.

Y lo hacía en contra de mi voluntad unas diez veces al mes con puntualidad británica.

Cuando tienes que hacerle entrar en el coche llorando y no puedes ni quieres explicarle qué es una sentencia, qué es una custodia y por qué no puede dormir conmigo esa noche.

Mirar el reloj por la tarde, ver que se acerca la hora y estar pensando en si esta tarde volverá a tirarse al suelo llorando o si sólo se quejará un poco.

Mi peor momento del día.