Cómo no hacer un flamenquín (y salmorejo)

Cómo no hacer un flamenquín (y salmorejo)

Cómo NO hacer un flamenquín y salmorejo. Tomas falsas al final.

En este mundillo de los papás blogueros los hay que son más graciosos y otros con más mala leche.

Tang de naranja tiene ambas cosas.

Así es que después de subir una receta de un flamenquín cordobés no se le ocurre otra cosa que etiquetar a Eva.

Antojo a la vista.

Y éste es el vídeo de mi intento de hacer un flamenquín.

No hay excusas. Sólo usé la receta de Tang y lo que mi mala memoria recordaba de los flamenquines de cuando vivía en Córdoba. Ahora caigo en que yo iba a un sitio que los hacían XXL.

Quizá por eso no me ha salido demasiado bien.

Los próximos vídeos con Happy end.

Deja un comentario

veinte + quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.