Enfría cerveza home made DIY

Compartir en facebook
Compartir en pinterest
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

No sólo de palets vive el hombre. Ese momento en que los peques están roncando y te acuerdas de ese ordenador del cliente que no has configurado, de esa web que no has presupuestado o de esas trimestrales que no has hecho.

Pues el primer paso es ir a la nevera a por una cervecita para trabajar más tranquilo.

La cerveza de nuestro maravilloso frigorífico sale fría, sí, pero no tanto como nos gustaría.

Y como alternativa, los enfríabotellas son estrechos, están diseñados para botellas de vino, no para nuestra tan querida como odiada litrona.

Y si inventas una cubitera con hielos, para enfriar la litrona, al servirte luego todo gotea.

No señores, aquí tenemos la solución.

Presupuesto 3€, que es el precio de un enfría botellas en lidl.

Ahí vamos:

Una jarra de plástico.

mix3

Un enfría botellas del Lidl previamente pasado unas horas por el congelador

funda2ç

funda1

Lo mezclamos, removido no agitado.

mix2

Ahora el elemento fundamental. Nuestra amada litrona.

litrona

La metemos a presión en la jarra-enfría-litronas.

mix

Esperamos un ratito (bah, la primera cerveza si se tiene sed tampoco hace falta que esté helada), pero si esperamos diez minutos para la segunda caña, apreciaremos cómo ha bajado considerablemente la temperatura de nuestra bebida. Que eso, en según qué marca de cerveza se agradece mucho, ¿verdad, Mónica?

 

final3